Discurso de apertura de China

CHINA

Honorable Mesa, Compañeros delegados:

El gobierno de la República de China a través de nuestro único líder el Generalísimo Chiang Kai Shek y esta delegación, extiende un cordial saludo a todos los estados miembros presentes en esta importante Asamblea que nos convoca.

Delegados, nos enfrentamos a la peor crisis del siglo XX. Hoy más que nunca debemos aunar esfuerzos por la paz mundial y por asegurar el respeto de los derechos humanos.

La actual crisis por los misiles nucleares, suscitada entre Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, preocupa hondamente a la República de China, que rechaza enérgicamente cualquier conflicto bélico que pudiera generarse a raíz de este problema. En palabras de nuestro Presidente Chiang Kai Shek: “Nunca debemos darnos por vencidos para alcanzar la paz, debemos sacrificarnos hasta el último momento, y nunca dejar de hacerlo”.

La paz no es posible entre los hermanos sin un padre que los conduzca con autoridad, competencia y buen ejemplo. Esta organización tiene la misión de ser un padre que vele por los intereses de todas  las naciones hermanas.

El mundo se halla dividido, y el producto de dicha escisión es, en este momento, un posible desastre nuclear que podría alcanzar al mundo entero, desatar el caos y destruir la sociedad humana tal como hoy la conocemos.

No está permitido jugar con los intereses de la humanidad y por sobre todo, con el de las generaciones venideras por motivos parciales y particulares. Como diría nuestro Gran Maestro Confucio: “El que domina su cólera domina a su peor enemigo”. Solicitamos prudencia y mesura a todos los estados involucrados. Este no es un juego en el que simplemente nos adherimos al que sigue nuestra línea de pensamiento en contra del otro que piensa diferente, aquí todos debemos actuar conforme a un ideal que nos hemos puesto: el de cumplir todos los principios plasmados en la Carta de las Naciones Unidas.

El informe del Comité Científico para el Estudio de las Radiaciones Atómicas ha arrojado datos alarmantes sobre las consecuencias que traería a la humanidad y a nuestro planeta la utilización de armamentos nucleares. Este constante roce se ha vuelto insostenible.

Esta asamblea no debe velar solamente por la resolución del conflicto actual entre los estados miembros, debe ir más allá y conseguir el compromiso de todas  las naciones de no realizar siquiera despliegue de armas termonucleares y a su vez, confeccionar un tratado pertinente que regule taxativamente estas cuestiones para evitar problemas en el futuro.

La guerra, una vez iniciada, será imposible de detener. Queda en nuestras manos, señores delegados, señoras delegadas, salir de este recinto con una solución que brinde una nueva esperanza a la humanidad.

La República de China agradece el tiempo concedido en este foro. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s