Documento de posición de China

CHINA

Delegación: República de China.

Tema: Crisis de los Misiles en Cuba

Las Naciones Unidas, actualmente, se enfrenta a la peor crisis del siglo XX. Hoy más que nunca, los estados miembros deben aunar esfuerzos por la paz mundial y por asegurar el respeto a los derechos humanos.

La actual crisis por los misiles, suscitada entre Estados Unidos y la Unión Soviética, preocupa hondamente a nuestro país. La República de China y su pueblo repudia cualquier conflicto bélico que pudiera generarse entre los estados miembros. Nuestro Presidente, el Generalísimo Chiang Kai Shek, ha manifestado: “Nunca debemos darnos por vencidos para alcanzar la paz, debemos sacrificarnos hasta el último momento, nunca dejar de hacerlo”.

Siglos de luchas han marcado profundamente a nuestra nación; de esas luchas  hemos aprendido que no es posible la paz si los hermanos no se hallan todos bajo la mirada protectora de un padre que los conduzca con autoridad, competencia y buen ejemplo. Esta organización internacional tiene la misión de ser un padre que vele por los intereses de todas las naciones hermanas.

Hoy, mi sufrido y sacrificado pueblo se halla dividido. Más de mil millones de compatriotas sufren el rigor de un régimen que se ha apoderado de sus libertades y los ha sumido en el silencio y la oscuridad. Un régimen que se ha desentendido de nuestra ancestral sabiduría, y ha pisoteado sus principios. Se ha iniciado un proceso sin retorno que no traerá más que muerte y dolor, que ha divido al mundo en dos. Pero llegará su fin, caerá por sí mismo y cuando ello ocurra, resurgirá el ser humano, fortalecido de sus heridas y allí será cuando de una vez por todas, podamos construir el mundo que deseamos para las futuras generaciones. Nuestro deber como Organismo Internacional es el de escuchar las voces de aquellos a quienes les ha sido arrebatada la voz. Pero de ninguna forma, podemos hacer uso de la violencia para tal fin, puesto que los países democráticos no aprueban ni promueven la cultura del odio ni la lucha armada.

Este ambiente polarizado ha aislado personas unas de otras y el producto de dicha escisión es en este momento, es un posible desastre nuclear que podría alcanzar al mundo entero, desatar el caos y destruir la sociedad humana tal como hoy la conocemos.

No está permitido jugar con los intereses de la humanidad y por sobre todo, con el de las generaciones venideras por motivos parciales y particulares. Como diría nuestro Gran Maestro Confucio: “El que domina su cólera domina a su peor enemigo”. Solicitamos prudencia y mesura a todos los estados involucrados. Este no es un juego en el que simplemente nos adherimos al que sigue nuestra línea de pensamiento en contra del otro que piensa de forma diferente, aquí todos debemos actuar conforme a un ideal que nos hemos puesto: el de cumplir todos los principios plasmados en la Carta de las Naciones Unidas.

Informes expresan que actualmente existen misiles soviéticos en territorio cubano; la Unión Soviética ha expresado tienen fines defensivos. Como consecuencia, Estados Unidos ha instado a la Unión Soviética a retirar los misiles y a iniciar tratativas. A su vez ha impuesto un bloqueo a la isla de Cuba.

Esta confrontación nos lleva a estar a un pie del desastre nuclear. El Informe del Comité Científico para el Estudio de las Radiaciones Atómicas ha proporcionado datos alarmantes sobre las posibles consecuencias que traería a la humanidad y a nuestro planeta la utilización  de estos armamentos. Este constante roce se ha vuelto insostenible.

Esta asamblea no debe velar solamente por la resolución del conflicto actual entre los estados miembros, debe ir más allá y conseguir un compromiso de todas las naciones de no realizar siquiera despliegue de armas termonucleares y confeccionar una normativa pertinente que regule taxativamente estas cuestiones a fin de evitar problemas ahora y en el futuro.

La República de China afirma

-El propósito de las Naciones Unidas “de mantener la paz y la seguridad internacionales, y con tal fin: tomar medidas colecticas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz”, tal como se expresa en el Art. 1 de la Carta de Fundación.

-El deber de los miembros de la organización de arreglar “sus controversias internacionales por medios pacíficos de tal manera que no se pongan en peligro la paz y la seguridad internacionales ni la justicia” como reza el Art. 2.

-La necesidad de una solución inmediata a este conflicto de escala mundial que amenaza con destruir todo a su paso

Y propone:

-El acuerdo pacífico entre los estados involucrados que tenga como pautas: el retiro de los misiles soviéticos de Cuba, la ratificación de Estados Unidos en su negativa de cualquier posible intervención sobre la citada isla caribeña y el levantamiento del bloqueo impuesto a la misma.

-La concertación y aprobación de un tratado que prohíba el despliegue de armamentos nucleares para siempre; tarea encomendada a la Conferencia del Comité de Desarme de Dieciocho Naciones.

La guerra, una vez iniciada, será imposible de detener. Queda en nuestras manos, señores delegados, salir de este recinto con una solución que brinde una nueva esperanza a la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s