Discurso de apertura de Brasil

ec_brasil

 

Honorable Mesa, Compañeros delegados:

El gobierno de la República Federativa de Brasil a través de nuestra Presidenta Dilma Rousseff y esta delegación, extiende un cordial saludo a todos los estados miembros presentes en esta importante Asamblea que nos convoca.

Honorables delegados, el objetivo de estar aquí reunidos es para darnos la oportunidad de intercambiar y analizar la problemática que presenta hasta hoy, sobre el liderazgo y desarrollo político de las mujeres. La participación política de la mujer en la actualidad es una condición fundamental en la vida pública que debe entenderse en el ámbito de los derechos y de la democracia, es decir, los derechos políticos de los ciudadanos deben armonizarse con la equidad de género y sobre todo hacerse realidad hacia el interior de los partidos políticos como institutos obligados a impulsar la participación de la mujer en la vida pública que le permite integrar sus cuadros de formación y postulación necesarios.

Es indispensable que los Estados generen las condiciones y mecanismos óptimos para que los derechos políticos puedan ser ejercidos de forma efectiva, respetando el principio de igualdad y la no discriminación. Delegados, la inclusión de las mujeres en todas las esferas de la política fortalece la democracia, ya que promueve el pluralismo político mediante la integración de las voces. La participación de las mujeres en puestos de poder y de decisión política puede tener un efecto multiplicador para lograr la igualdad de derechos en todos los ámbitos relevantes a la igualdad de género, no solo en la política.

Señores, el respeto a los derechos humanos, particularmente al derecho de la igualdad y la no discriminación constituyen la base para el desarrollo de una sociedad democrática y la vigencia de un Estado de derecho, por ello debemos buscar las medidas tendientes incentivar a que los países adopten políticas que tiendan al protagonismo político y empoderamiento de la mujer.

La desigualdad y la discriminación se evidencian claramente en el todavía insuficiente ejercicio del derecho a la participación y representación política, a la ciudadanía plena, por parte de las mujeres. No podemos seguir estando ajenos a las cifras que arroja la realidad ya sea en los diferentes ámbitos y países, aquí todos debemos actuar conforme a un ideal que nos hemos puesto: el de cumplir todos los principios plasmados en la Carta de las Naciones Unidas.

Debemos velar por establecer mecanismos eficaces para producir verdaderos cambios respecto a la participación política de la mujer y a su vez, confeccionar un tratado pertinente que regule taxativamente estas cuestiones para construir verdaderas democracias basadas en el pleno desarrollo de la equidad. Queda en nuestras manos, señores delegados, señoras delegadas, salir de este recinto con una solución efectiva y práctica que arroje resultados positivos y que brinde un nuevo futuro a la política mundial.

La República Federativa del Brasil agradece el tiempo concedido en este foro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s