Discurso de apertura de Cuba

ec_cuba

Delegación: República de Cuba

Cuestión: “Participación política de la mujer”

Muy Buenas tardes su excelencia Señor Presidente, honorable Mesa Directiva y estimados Delegados presentes.

 En nombre del pueblo y el Gobierno de Cuba, esta Delegación agradece desde ya el espacio brindado en esta sesión y desea manifestar en cuanto al tema que nos reúne y atañe el día de hoy que, la participación social y política de las mujeres ha sido y es considerada como una estrategia central en la construcción de la equidad de género y en la profundización de la democracia en el mundo.

Esta participación de las mujeres se convierte en una herramienta muy importante para el logro de la equidad, la cual debe perfeccionarse para enfrentar los múltiples obstáculos que la realidad plantea.

En los albores de la historia la mujer ha desempeñado un papel muy importante, siendo insuficientemente valorado en algunas épocas y circunstancias.

Con la victoria del Ejército Rebelde, el 1 de enero de 1959, el protagonismo de la mujer cubana dentro de aquel proceso revolucionario empezó a crecer de un modo notable. En primer lugar, por su vocación de libertad e independencia nacional puesta de manifiesto a lo largo de toda la historia patria y, en segundo lugar, por la alta preparación cultural y política adquirida que ha impulsado una revolución de cientos de mujeres dentro de la misma Revolución.

La destacada participación de la mujer en la obra de la Revolución, su emancipación económica, política y social, y el lugar ascendente en la sociedad no ha limitado su papel en el seno familiar. No ha dejado de ser madre ni esposa. Es la doble jornada, que nos ha correspondido desempeñar a las mujeres cubanas.

Recordamos como nación diferentes etapas del papel desempeñado por las mujeres cubanas en la historia de la isla. Resistencia, coraje, lucha y dignidad fueron y son elementos esenciales de su espíritu hasta nuestros días.

La República de Cuba habiendo ratificado la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (1979) hace un llamado a los gobiernos a unir fuerzas en pos de lucha por la igualdad y la paz sin avasallar la soberanía de cada Estado teniendo en cuenta que: “…la máxima participación de la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre, en todos los campos, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país, el bienestar del mundo y la causa de la paz.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s