Discurso de apertura de Nigeria

cs_nigeria

Su excelencia, Señor Presidente. Sus excelencias, señores delegados agradecemos de antemano a la Presidencia por otorgar la palabra a la delegación de Nigeria.

Antes que nada la delegación de la República Federal de Nigeria manifiesta su pesar y descontento ante los hechos acaecidos en la nación ucraniana, específicamente en la península de Crimea.

Cabe resaltar que, remitiéndonos a hechos históricos originados en diversas poblaciones tanto de América y el mundo, no vemos con buenos ojos que un país tome intervención directamente en decisiones que atañen y atenten en contra de la soberanía de un pueblo. Sostenemos firmemente que estas cuestiones deben de enmarcarse dentro del Derecho Internacional.

Manifestamos enérgicamente nuestro repudio ante las acciones de la Federación Rusa de movilizar sus tropas con la finalidad de “garantizar la integridad de los habitantes prorrusos habitantes de Crimea hasta que se normalice la situación socio-política”.

Estas acciones van en detrimento de las normas que regulan el Derecho Internacional (como ya lo expresamos anteriormente) y la Carta de las Naciones Unidas que en su Artículo 1 establece los Propósitos y Principios de esta Organización, que a continuación me permito citar:

  • Mantener la paz y la seguridad internacionales, y con tal fin: tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz;
  • Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal;
  • Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión; y
  • Servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones por alcanzar estos propósitos comunes.

Y en su Artículo 2 inc. 4 y 7:

  • Los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas.
  • Ninguna disposición de esta Carta autorizará a las Naciones Unidas a intervenir en los asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados, ni obligará; a los Miembros a someter dichos asuntos a procedimientos de arreglo conforme a la presente Carta; pero este principio no se opone a la aplicación de las medidas coercitivas prescritas en el Capítulo VII.

Sin más puntos que agregar insto a todos mis colegas delegados y representantes a analizar tan importantes asuntos. Muchas gracias Señor Presidente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s