Posición de la República Democrática del Congo

ec_rd_congo

Delegación: República del Congo.

Cuestión: Participación Política de la Mujer.

El gobierno de la Republica del Congo saluda gratamente a los delegados presentes y agradecemos el honor de servir como miembro no permanente del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas.

Siendo República del Congo, igualmente conocida con los nombres de Congo Brazzaville y Congo, es un país del Continente de Africa Central. Al norte limita con Camerún y la República Centroafricana, al sur y al este con la República Democrática del Congo, al oeste con Gabón.

Su densidad demográfica no supera los cinco millones de habitantes, resultando en una baja densidad poblacional. Los idiomas oficiales del país son el francés, el Kongo y el lingala. Los motores de la economía de la República del Congo está plenamente sustentado en la agricultura y en la explotación de los hidrocarburos derivados del petróleo.

La problemática de la mujer en República del Congo.

La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer fue aprobada en 1979 por los Estados Miembros de las Naciones Unidas. La República Democrática del Congo la ratificó en octubre de 1985.

Posteriormente, y en virtud del artículo 18 de la Convención, en la que todos los Estados partes se comprometen a presentar periódicamente a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la Secretaría de las Naciones Unidas, para que lo examine el Comité, un informe de evaluación de la aplicación de las medidas legislativas, judiciales, administrativas o de otra índole que han adoptado a esos efectos, la República Democrática del Congo presentó hasta la fecha cinco informes sucesivos. El primero en 1987, el segundo en 1995, el tercero en 1999 y los informes cuarto y quinto combinados en 2004.

África es un continente con una enorme diversidad de culturas y tradiciones. En este territorio que ha sido testigo de decenas de conflictos bélicos, algunos todavía vivos a día de hoy, la mujer tiene un papel bastante insignificante en algunos países.

Viajar aquí está totalmente desaconsejado para las mujeres, puesto que las agresiones sexuales son un riesgo cotidiano, tanto para extranjeras como para residentes, y el acceso al sistema de salud es nulo si perteneces al género femenino.

El Código Electoral fue modificado en 2007 para disponer que las listas de los partidos incluyan por lo menos 15% de mujeres candidatas para las elecciones a la Asamblea Nacional y 20% para las elecciones a los órganos de gobierno local. Sin embargo, la ley no prevé ninguna sanción en caso de incumplimiento de los requisitos de cuotas, ni especifica dónde deben ser colocadas las mujeres en las listas.

Por lo tanto, en las elecciones legislativas de 2012 solo 124 mujeres candidatas fueron nominadas de un número total de 1,200 candidatos. En algunas listas partidarias no figuraba ninguna candidata. Como resultado, diez mujeres fueron elegidas para la Asamblea Nacional, formando solo 7% del número total de diputados.

La igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Casi todos los países de este continente han ratificado la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, y más de la mitad ya han ratificado el Protocolo sobre los Derechos de la Mujer en África de la Unión Africana. Entre otros hitos cabe citar la declaración de la Unión Africana del periodo 2010–2020 como el Decenio de la Mujer Africana.

A pesar de que en África hay tanto países de ingreso bajo como de ingreso medio, los índices de pobreza continúan siendo elevados. La mayoría de las mujeres trabajan en empleos precarios y con sueldos bajos y disfrutan de pocas oportunidades de promoción. Cada vez se celebran más elecciones democráticas en el continente, y en la actualidad se registra un récord en cuanto al número de escaños parlamentarios ocupados por mujeres. Sin embargo, la violencia relacionada con las elecciones es una preocupación creciente.

El fortalecimiento del papel de las mujeres en el poder y la toma de decisiones es una de las 12 esferas de especial preocupación señaladas en la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, que cumple 20 años el próximo año. Dar a las mujeres una mayor participación en todos los ámbitos es fundamental para lograr el cambio, e impulsar el liderazgo y la participación política de las mujeres es una de las siete áreas de trabajo fundamentales de ONU Mujeres. En todo el mundo, nuestros programas y actividades incluyen la capacitación dirigida a ayudar a las candidatas políticas a desarrollar sus capacidades, e impartimos formación cívica y electoral relacionada con la igualdad de género. Trabajamos con sindicatos y asambleas de mujeres, y apoyamos a otros cuerpos decisorios que permiten a las mujeres alzar sus voces. También respaldamos a las defensoras y los defensores de la igualdad de género en sus llamados a los partidos políticos, los gobiernos y otros actores para que cumplan con sus obligaciones de fomentar el empoderamiento de las mujeres, y apoyamos las actividades de promoción para lograr que se dé la máxima prioridad a las medidas de igualdad de género en las políticas públicas.

Nuestros esfuerzos en África incluyen el apoyo a las mujeres en su lucha por la inclusión de nuevos y amplios derechos políticos y económicos en la Constitución de 2010, el trabajo con funcionarias, funcionarios y partidos para asegurar que las listas de candidatos para las elecciones de marzo de 2013 incluyeran mujeres, y la capacitación de casi 900 candidatas en los 47 condados. En las elecciones nacionales de Kenya el 4 de marzo de 2013, se eligieron mujeres para una quinta parte de los escaños, lo que duplicó su representación anterior.

En Zimbabwe, país vecino de la Republica del Congo, la representación de las mujeres se duplicó en las elecciones generales de julio de 2013, alcanzando un histórico 35 por ciento, en buena medida gracias a una disposición especial en la constitución. La nueva constitución de Zimbabwe, que fue aprobada por referéndum en marzo y sancionada como ley el 22 de mayo de 2013, incluye la cuota de representación. Fue muy celebrada tras un esfuerzo de una década, apoyado por ONU Mujeres y el PNUD a través de un grupo de cabildeo constitucional.

El Mapa 2014 de las Mujeres en Política, lanzado por la Unión Interparlamentaria (UIP) y ONU Mujeres muestra hoy que, si bien los avances en la participación política de las mujeres siguen siendo muy positivos en todo el mundo, los techos de cristal continúan firmes para las mujeres en los niveles más altos.

El Mapa, que presenta los datos más recientes sobre las mujeres en el gobierno y en el parlamento, revela tendencias regionales similares en la representación de las mujeres en ambas esferas, superando América, Europa y África a la región Árabe y Asia-Pacífico.

Los datos sobre las mujeres en política también arrojan luz sobre los progresos realizados en las mujeres en el parlamento. Los datos de la UIP muestran que el porcentaje de mujeres parlamentarias se encuentra ahora en un nivel récord de 21,8 por ciento a nivel mundial, con un número creciente cada año. También hay 46 países con más de 30 por ciento de parlamentarias en al menos una cámara, frente a 42 en enero de 2013. La tendencia, si continúa, sería un buen augurio para la participación política de las mujeres en el futuro.

“Más mujeres están ahora en la política e influyen en la agenda política en los niveles altos. Eso está claro. Pero no en el nivel más alto”, dice Anders B. Johnsson, Secretario General de la UIP. “Algunos líderes han roto el techo de cristal para las mujeres a través de su propia visión personal y voluntad política. Ellos han demostrado la importancia crítica del liderazgo político para producir el cambio. Ahora necesitamos más líderes que muestren el mismo coraje político”.

Otra tendencia positiva destacada en el Mapa de UIP-ONU Mujeres es que mientras que las carteras tradicionalmente “blandas”, como Asuntos Sociales, Educación o Asuntos de la Mujer siguen siendo lo más común entre las mujeres ministras, más mujeres están ocupando las llamados carteras ministeriales “duras”, como la de Defensa, Relaciones Exteriores y Medio Ambiente.

En agudo contraste con estas cifras y tendencias más positivas es el ligero descenso o estancamiento de las cifras de mujeres Jefas de Estado/Jefas de Gobierno y de las mujeres Presidentas de Parlamento.

Desde 2012 el número de mujeres Jefas de Estado o Jefas de Gobierno ha disminuido ligeramente de 19 a 18.

Hechos y cifras

América cuenta con el mayor porcentaje de mujeres ministras, de 22,9 por ciento, seguida de África (20,4 por ciento), Europa (18,2 por ciento, aunque los países nórdicos tienen un 48,9 por ciento), el Pacífico (12,4 por ciento), Asia (8,7 por ciento) y la región árabe (8,3 por ciento).

Todos los países de África y América tienen por lo menos una mujer en una posición ministerial.

En 2014, hay ocho países que no tienen ninguna mujer en el gobierno, una disminución de 14 en 2012 – Líbano, Arabia Saudita (región árabe), Pakistán y Brunei Darussalam (Asia), San Marino y Bosnia y Herzegovina (Europa) y las Islas Salomón y Vanuatu (Pacífico).

El número de mujeres al frente de un Ministerio de Defensa se ha duplicado, pasando de siete a 14 desde 2012, el más alto hasta ahora.

El número de mujeres a cargo de los asuntos exteriores y la cooperación internacional se ha elevado a 45, la cifra más alta desde 2008.

Las mujeres en el parlamento

Un progreso constante continúa en África y Europa (de 2,1 y 1,4 puntos porcentuales, respectivamente, a 22,5 por ciento y 24,6 por ciento), pero elude a Asia y el Pacífico (ahora 18,4 por ciento y 16,2 por ciento).

La principal intención de esta delegación se basa en la búsqueda de una solución rápida,  eficaz y permanente del problema que afecta desde siempre a los países con una baja participación fémina en su escalafón político y social, fortalecer su empoderamiento, asegurar la libertad, la paz, equidad y paridad con los derechos del genero hombre y la estabilidad de las instituciones que gobiernan el país con la participación inclusiva de la mujer.

Aunque las mujeres han logrado verdaderos avances, los hechos nos recuerdan continuamente que todavía queda mucho por hacer para hacer realidad la igualdad entre hombres y mujeres. No obstante, hay omisiones manifiestas. Es notorio que falta una referencia a la erradicación de la violencia contra mujeres y niñas. Otros asuntos fundamentales también están ausentes, por ejemplo, el derecho de las mujeres a ser propietarias de bienes y la división desigual de las responsabilidades domésticas y de cuidado de la familia.

En primer lugar, poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas debe ser una prioridad. Desde la violencia sexual en los campamentos de Haití, Siria y la República Democrática del Congo, hasta la violencia a manos de un compañero sentimental en los Estados Unidos y otros países, esta violencia causa daños físicos y psicológicos incalculables. Se trata de una de las violaciones más generalizadas de los derechos humanos y acarrea costos inmensos para las personas, las familias y las sociedades.

En segundo lugar, mujeres y hombres deben tener igualdad de oportunidades, recursos y responsabilidades para que la igualdad sea una realidad. Es preciso abordar con renovada urgencia la paridad del acceso a la tierra y el crédito, a los recursos naturales, la educación, los servicios de salud, incluidos los de salud sexual y reproductiva, el trabajo decente y la igualdad de remuneración. Se necesitan políticas, como las referidas al cuidado de los niños y la licencia maternal o paternal, que alivien la doble tarea de las mujeres con trabajo remunerado, para que mujeres y hombres puedan disfrutar de igualdad en el trabajo y en el hogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s