Posición de Paraguay

ec_paraguay

TÓPICO: Participación política de la mujer

La República del Paraguay, ubicada en el centro de América del Sur; limita al norte con Brasil y Bolivia, al sur con Argentina, al este con Brasil y Argentina y al oeste con Argentina y Bolivia.

Cuenta con una superficie de 406.752 km2, dividida en 17 (diecisiete) departamentos, de los cuales 14 (catorce) se encuentran en la Región Oriental y 3 (tres) en la Región Occidental.

El número actual de habitantes es de aproximadamente 6.828.405, la población femenina es de 3.384.739 y la población masculina es de 3.443.667.

Adopta como forma de gobierno la democracia republicana, representativa, participativa y pluralista regida por la Constitución promulgada el 20 de junio de 1992; gobierno actualmente dirigido por el Presidente Horacio Manuel, Cartes Jara.

En vista al debate que se llevara a cabo dentro del Consejo Económico y Social acerca de la participación política de la mujer, el Paraguay, como miembro fundador de las Naciones Unidas y por ende, país signatario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo artículo 21 reza:

  • Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
  • Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.

Asume la responsabilidad de fomentar y concretar la inserción absoluta de la mujer en la vida política, tomando roles protagónicos dentro del gobierno considerando que, tiene igual o mayor capacidad que el hombre para el desempeño de diversas funciones dentro de la cartera pública.

Por todo lo expuesto, la República del Paraguay propone:

  1. Que todos los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas se comprometan a implementar dentro de la malla curricular educativa, una asignatura destinada al estudio minucioso de los derechos y obligaciones que le son conferidos a todos los ciudadanos sin discriminación alguna. Así también, abarcar la puesta en práctica de este estudio mediante simulacros de inscripción al padrón electoral, participación en los comicios, etc. Despertando el deseo de la mujer hacia la participación política, reconociendo que esto más que un derecho, es una obligación.

Tenemos la firme convicción de que la educación es la herramienta clave para derribar los muros de la ignorancia que retrasan el avance hacia una igualdad política, económica, social y religiosa a nivel mundial.

  1. Que todos los países miembros asuman el compromiso de hacer transparentes los procesos para el acceso a la función pública a través de concursos de méritos, de manera a garantizar y priorizar la formación académica por sobre otro factor.
  2. Que todas las instituciones públicas tomen los recaudos necesarios para mantener un ambiente laboral tolerante y sano, respetando la intimidad y la integridad de la mujer, de manera a evitar que esta sea sometida a cualquier tipo de acoso.
  3. Eliminar las barreras que dificultan la participación de la mujer en la vida política a través de estrategias que resulten favorables para la misma en casos relativos a su propia naturaleza, como por ejemplo, los permisos por maternidad, las horas cedidas para el amamantamiento, etc.
  4. Elaborar políticas para lograr una mayor incursión de la mujer aborigen y de la zona rural a los campos de la educación y posteriormente al de la política.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s