HENDY HUAWEI

por José Silva

Secretario General MUNDER 2019

Director de la Revista MUNDER

Las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, más bien difundida como “Guerra Comercial” por los medios de comunicación, parecen escalar cada vez más en tensiones, se trata una pulseada entre las dos principales potencias económicas del mundo, uno de principales condimentos de incertidumbre que tenemos presente este año en el escenario político internacional.

Contexto

El pasado miércoles 15 de mayo el presidente Donald Trump declara “emergencia nacional por la amenaza de empresas de telecomunicaciones extranjeras a Estados Unidos”, firmando una orden ejecutiva en la que prohíbe a empresas estadounidenses mantener relaciones comerciales con ciertas empresas extranjeras que son agregadas a la “Lista de Entidades” de la Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de Estados Unidos. A pesar de que la Casa Blanca no mencionó ninguna empresa o país en concreto, era obvio que se aludía directamente a la empresa China, Huawei Technologies Co., Ltd.

Huawei ha sido acusada por Estados Unidos de robar tecnología de empresas estadounidenses, poseer software espía en sus dispositivos e intentar ayudar a Irán en un supuesto plan para esquivar las sanciones económicas, por esto último se encuentra detenida en Vancouver, Canadá desde diciembre de 2018 la Directora de Finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, pendiente del pedido de extradición a Estados Unidos.

El inicio de la tormenta

El 16 de mayo Huawei Technologies Co., Ltd., fue agregada a la Lista de Entidades, junto con sesenta y ocho afiliadas no estadounidenses de la empresa. El 19 de mayo Alphabet/Google, anunciaba que suspendía indefinidamente todos sus negocios con Huawei (licencias de software y soporte para celulares con Android), en respuesta a la orden ejecutiva del Presidente Trump, en ese momento se iniciaba una campaña de tergiversación y confusión a los usuarios de Huawei sobre las verdaderas implicancias de estas medidas a corto plazo. También se sumaron a la medida sus principales proveedores de hardware: Intel, Qualcomn, Xilinx Inc. y Broadcom. Al día siguiente la Oficina de Industria y Seguridad emitía una “Licencia General Temporal” de 90 días (20 de mayo a 19 de agosto) para que los operadores estadounidenses dependientes de Huawei puedan disponer de alternativas a largo plazo.

El principio del fin?

Mucho se ha especulado para el futuro próximo de Huawei, están quienes dicen que es una oportunidad para que la empresa apueste por alternativas propias y deje de depender de proveedores de software y hardware extranjeros, una especie de autarquía tecnológica utópica en el contexto de un mundo globalizado y totalmente interdependiente entre sí, más aun en el sector tecnológico en donde cada parte de las piezas tangibles e intangibles integrantes de un dispositivo electrónico, ya sea celular o computadora, están fabricados o desarrollados por una empresa diferente, que a su vez dependen de diferentes proveedores repartidos en todo el mundo.

Cuando Intel y Qualcomm anunciaron que se sumaban al veto, Huawei declaró que tenían suficientes reservas de hardware para seguir produciendo por al menos tres meses más y que esta situación ya la tenían prevista por las continuas amenazas en el entorno, además la empresa cuenta con su propia productora de procesadores, HiSilicon que produce sus propios procesadores llamados “Kirin”, usados principalmente en celulares, aunque siguen dependiendo totalmente de otras empresas estadounidenses para algunos elementos como memoria RAM, almacenamiento, etc.

Pero nuevamente ni la producción propia de procesadores pudo estar asegurada, ya que la arquitectura con la que se fabrican los Kirin, son nada más y menos que licencias otorgadas por una empresa británica llamada ARM, que a su vez se basan en tecnologías estadounidenses, por lo que decidieron detener todos sus contratos con Huawei el miércoles. También mencionar que numerosos proveedores telefónicos a nivel mundial han decidido suspender sus pedidos a Huawei hasta que se solucione el conflicto, así como también Windows ha eliminado de su catálogo online las notebooks Huawei para el mercado estadounidense.

La alineación internacional es evidente, el panorama para Huawei no es nada claro de momento ya que podría cambiar radicalmente nuevamente, pero estos últimos sucesos hasta la fecha (23 de mayo) han estado delimitando el margen de maniobra para la empresa china, no queda más que esperar a la primera fecha límite de la licencia concedida por el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Ahora bien, en verdad podría Huawei sobreponerse con todas estas dificultades, que cartas “mágicas” posee? Y por sobre todo, tienen sustento las acusaciones?, lo dejaré para el siguiente artículo.

Material bibliográfico:

Un comentario en “HENDY HUAWEI”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s