REALIDADES CONTRAPUESTAS

Leticia Araceli Colmán

Estudiante de Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción

leticiacolman2016@gmail.com



En los últimos días uno de los temas a flor de piel en la sociedad paraguaya fue el régimen jubilatorio para los médicos, que básicamente son esas personas que diariamente salvan la vida a muchos paraguayos. Con un veto del ejecutivo a la nueva ley que establecería la jubilación de los profesionales de blanco con 25 años de aporte, pudiendo acceder a este beneficio desde los 55 años de edad. El mismo Mario Abdo Benítez siendo candidato a presidente hace unos meses se ponía una bata de médico para pretender a adhesión de los personales de blanco, hoy es el que rechazaba una ley a favor de ellos. Alegando que el déficit fiscal existente se acrecentaría.

Existe un poco de verdad en esto que alega el gobierno, el déficit ya acumulado asciende a US$ 813 millones por pensiones a militares, policías y docentes. El resto entra en rojo desde 2020, más aún con ley para médicos y otros que se sumarán. El ministerio de hacienda calcula que, a este ritmo, los ahorros en dinero y en bonos se consumirán para 2027.

No obstante, con un rechazo al veto del presidente, el parlamento da su visto bueno a la promulgación de la ley. Los médicos celebran la decisión de los legisladores, que desde hoy pueden decir que ganaron una de las batallas más duras en su vida profesional. Otra batalla no menor es seguir luchando con la carencia en sus lugares de trabajo, pocos insumos, maquinarias obsoletas y la sobre demanda en todas las dependencias. Todos esos personales que hacen milagros con los poco que poseen hoy pueden ir a dormir con un problema menos en su haber.

Y es aquí donde podemos hacer un paralelismo, hoy los parlamentarios pueden jubilarse con 10 años de antigüedad en el cargo con un 60% de su salario. Para ser legislador no hay muchas exigencias académicas, y muchos ni siquiera están preparados para ocupar un curul en el parlamento, sin más que mojar la camiseta y darle hurras a los líderes de turno con los colores predilectos, y claro sin olvidar los aportes voluntarios a la causa partidaria.

Y es aquí donde hallamos dos realidades totalmente contrapuestas, primero los médicos que sirven a la sociedad y por otra parte los parlamentarios que no siempre sirven a la sociedad, sino que se sirven de ella.

Las opiniones de los autores son exclusivas para MUNDER y no reflejan posiciones de la organización. MUNDER es una organización no gubernamental que difunde los valores de las Naciones Unidas, oportunidades académicas y voluntariado desde el 2012.

Bibliografía.

http://silpy.congreso.gov.py/expediente/115276

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/economia/en-siete-anos-se-acaban-reservas-de-caja-fiscal-1817496.html

https://www.ultimahora.com/comienza-regir-jubilacion-parlamentaria-10-anos-aporte-n2785274.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s