Ellas lo merecen

Hoy el salario mínimo en nuestro país asciende a 2.192.839 guaraníes, monto que muchos paraguayos estiman es insuficiente para satisfacer todas las necesidades básicas. Hace unos días se produjo una suba leve, que fue poco más de los ochenta mil guaraníes, suma que no cubre ni el pasaje de un mes, en un bus convencional.

Casi todo trabajador que alcanza las ocho horas, percibe el salario mínimo; ahora hablemos de ellas, las trabajadoras domésticas, esas mujeres que se encargan de alistar a los niños para la escuela, las ropas para el trabajo y los alimentos para las familias a las que sirven; pues esas mismas hasta hace menos de una semana no tenían el derecho de percibir ese salario que de por sí no alcanza, imaginemos percibir menos, suena impensado ,pero en nuestro país era una realidad para las trabajadoras del hogar.

Pero, por qué ellas no tendrían el derecho de ganar lo mismo que cualquier trabajador, esas mujeres que en algunos hogares trabajan hasta altas horas de la noche sin respetar los regímenes laborales, si, esas que viven en sus lugares de trabajo y casi no poseen espacio para el ocio o el esparcimiento, y sus patrones que piensan que hacen demasiado por sus empleadas proveyéndoles de abrigo y alimento, pagándoles un monto sumamente inferior al que corresponde.

Hoy esta ley ya es un hecho, el estado presenta otras formas de remuneración; la modalidad por hora o por día, dando la oportunidad a esas mujeres de trabajar en varios sitios a la vez y así alcanzar el ansiado salario mínimo, el paso en nuestro país es lento, pero confiamos en que sea seguro este paso hoy logrado por las trabajadoras domésticas.

Todas esas mujeres aplauden de pie la decisión de Mario Abdo Benítez, esa decisión tan esperada que al fin está dignificando ese trabajo menospreciado por tanto tiempo. Ellas no pretenden ser más que los profesionales con título, solo desean que su trabajo realmente valga como cualquier otra labor, solo desean compartir con sus familias como cualquier otro trabajador y poseer los derechos que les corresponden ya amparadas por la ley. 

Segundo artículo para MUNDER, mes de junio.

Autora: Leticia Araceli Colmán 

Estudiante de Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción 

Mail: leticiacolman2016@gmail.com

 Fuente bibliográfica 

http://www.bacn.gov.py/leyes-paraguayas/4392/del-trabajo-domestico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s