Todas las entradas por Mario Urbieta

¿Que nos jugamos con el Anexo C del Tratado de ITAIPU?

por José Rubén Brítez

Rememoremos

La República del Paraguay junto a la República  Federativa del Brasil, firmaron un acuerdo para el aprovechamiento hidroeléctrico de los recursos hidráulicos del Rio Paraná, pertenecientes en condominio a ambos países, desde el Salto del Guaira hasta la boca del Rio Yguazu, como expresa el primer artículo del tratado. Este tratado fue firmado el día 26 del mes de abril de 1973, hace casi 50 años (número importante de años para esta cuestión contractual) por los presidentes de los respectivos países. Luego en julio del mismo año fue sancionado y promulgado por el legislativo, para así el 13 de agosto ( siempre del mismo año)los cancilleres, Raul Sapena Pastor y Mario Gibson Barboza  de Paraguay y Brasil, respectivamente, intercambiaron  instrumentos de ratificación para de esa forma dar vida a la ITAIPU Binacional.

50 Años

El numero expresado en el título, es un numero bastante importante para nuestro país, ya que es el numero acordado (que debe transcurrir) para que sean revisadas las disposiciones establecidas en el “Anexo C” del tratado, dicho anexo especifica las Bases Financieras y de Prestación de Servicios de Electricidad de la ITAIPU, en síntesis: Ahí está la plata.

El año 2023 es un año vital para el Paraguay, no solo por la revisión del Anexo C, sino porque ese mismo año también se prevé saldar la deuda (para muchos espuria) que tiene nuestro país, con el Brasil por la construcción de la represa y eso conlleva a decidir qué hacer con 2000 millones de dólares que le sobraran a ITAIPU, correspondiéndole  la mitad al Paraguay, es decir 1000 millones de dólares. Estas negociaciones son un peso enorme para este gobierno y para el siguiente, ya que toda acción o decisión, sin lugar a dudas tendrá grandes repercusiones sociales, económicas y políticas. Pero también es una gran oportunidad para aprovechar al máximo nuestro potencial hidroeléctrico y plasmarlo en desarrollo para nuestra nación.  En estos años venideros, el gobierno paraguayo va a enfrentar el mayor reto diplomático de los últimos cien años, desde la Guerra del Chaco.

Con el Anexo C tenemos que jugarnos la vida, porque está en juego nuestra soberanía energética, esta en juego nuestro desarrollo y la utilización eficaz de nuestros propios recursos naturales, que hace muchos años esta en manos foráneas, ya sea del margen izquierdo o derecho.  Ya no podemos permitirnos acuerdos leoninos que reduzcan nuestra soberanía y que comprometa seriamente el futuro de nuestros descendientes.

Es de vital importancia afrontar este desafío  con todo lo que significa, con un equipo calificado, sin lugar a las improvisaciones.  La participación ciudadana será vital para afrontar este proceso, ya que existe mucha gente versada en el tema que puede ayudar a defender nuestro oro blanco: el agua.

ITAPÚA SE SUMA AL EQUIPO PARAGUAYO ANTE EL CRUZMUN EN BOLIVIA

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de Itapúa se suman al equipo conformado en Paraguay para participar del CRUZ MUN Bolivia 2019.

El evento cuenta con participación internacional y Paraguay a través de MUNDER y otras organizaciones ha sido parte activa de su crecimiento.

Además de los estudiantes encarnacenos, también forma parte de este gran equipo otros universitarios de la Universidad Americana y la Universidad Nacional de Asunción.

Le deseamos el mayor de los éxitos al gran equipo que pretende dejar en alto al país a través del esfuerzo y la excelencia académica.

MUNDER REPRESENTA A PARAGUAY EN MÉXICO Y ES RECONOCIDO POR LA MUNICIPALIDAD DE ASUNCIÓN

Nuestros compañeros José Silva e Ygnacio Sánchez encabezan la delegación paraguaya ante uno de los simulacros de organismos internacionales más prestigiosos del continente.

La representación fue reconocida y apoyada por la Municipalidad de Asunción, por lo que se declaró de interés Municipal.

El equipo participará de sesiones en las que simularán organismos internacionales en compañía de otras delegaciones similares de países de América en México DF.

Los mencionados miembros de MUNDER ya han participado de eventos similares a nivel internacional en representación del país y nuestra organización. Les deseamos el mayor de los éxitos.

JÓVENES ATYREÑOS Y MUNDER PLANTAN 100 ÁRBOLES

El día sábado 8 de junio la organización Juventud Atyreña Organizada y Solidaria, en conjunto con nuestra organización desarrolló una charla sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y posteriormente una jornada de plantación.

El encuentro se desarrolló en la Casa de la Cultura, una instalación dependiente de la Municipalidad de Atyrá. La disertación estuvo a cargo de Belén Urbieta, Majo Orué y Mario Urbieta, así como por responsables de la organización local. También se entregaron obsequios obtenidos a través del Centro de Información de Naciones Unidas en Paraguay.

Posterior al acto los presentes plantaron alrededor de 100 árboles en la zona, proveídos por el INFONA.

La actividad fue totalmente gratuita y participaron aproximadamente 100 jóvenes atyreños de todas las edades.

MUNDER ORGANIZA CHARLA SOBRE LOS ODS EN ATYRÁ

MUNDER organizará una charla sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en la ciudad de Atyrá, este sábado 8 de junio del 2019.

La actividad fue organizada por nuestra organización y la entidad atyreña “Juventud Atyreña Organizada y Solidaria”, y se llevará a cabo en las instalaciones de la Municipalidad de la ciudad de Atyrá.

La disertación estará a cargo de la Directora General de MUNDER Abg. y N.T. María José Orué Franco y Belén Urbieta, veterinaria residente de Ciencias Veterinarias, UNA.

Posteriormente, se desarrollará una plantación de árboles nativos cedidos gratuitamente por el INFONA.

¿Es el comercio la clave de la paz?

Por Leonardo Baruja

Abogado y Notario Público por la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Director Ejecutivo de Baruja Bufete

Se define a la globalización como la integración de las economías de las naciones, y es un hecho innegable que ella ha permitido que millones de personas salgan de la pobreza al unirse a los mercados globales. Aquellas naciones que han aprovechado el comercio a través de las fronteras han notado una mejoría cualitativa y cuantitativa de sus economías.

Pero, la consecuencia más importante del proceso ha sido la integración de las naciones en organismos de cooperación y a través de acuerdos bilaterales que han traído paz al orbe. Más innegable aun es la interdependencia que ha resultado del proceso de integración.

Tal interdependencia es el resultado del convencimiento de que el comercio es el mejor aliado en la búsqueda de la prosperidad y ha funcionado para la mayoría de las naciones. Por ende, cualquier acción de menosprecio de sus propiedades positivas puede resultar bastante peligroso. En el contexto de las guerras comerciales que se plantean en la actualidad, las naciones deben entender que en situaciones de proteccionismo todos pierden.

Al tratar de ganar en el juego del comercio internacional no se hace más que restar integración, con la consiguiente pérdida de cooperación y lo que ello supone para el equilibrio y la seguridad globales. Se debe comprender que cualquier medida proteccionista tendrá su represalia en las demás naciones, lo que contribuye a la reducción del comercio internacional. Y, tratar de establecer la supremacía de una nación en el orden internacional ya no es propio del siglo en que vivimos, en un mundo multipolar, donde la hegemonía de los actores del pasado no tiene cabida, dada la diversidad de los gobiernos que reclaman protagonismo como un medio de elevar los niveles de vida de sus habitantes.

Son estas naciones las que claman por el rediseño de los organismos de cooperación internacional, de aquellos que fueron diseñados en la posguerra de 1945 y que no reflejan la dinámica de las pujantes economías que van adquiriendo protagonismo en el comercio mundial. Y saben estas naciones, que si sus reclamos no son escuchados, bien pueden dedicarse a la integración en organismos regionales que les otorguen el liderazgo comercial y el crecimiento económico anhelados. Y es éste el riesgo más notorio al que nos enfrentamos, puesto que la globalización ha traído tambień problemas globales, que requieren soluciones globales. Temas controversiales como el calentamiento global, el terrorismo internacional o el tráfico de estupefacientes deben abordarse desde una perspectiva mundial.

Tratar de regionalizarse y apartarse de la cooperación global difícilmente proporcione resultados a estos desafíos y eso sí, redundará en un mundo de menor cooperación y mayor incertidumbre.

EL DIÁLOGO EN VENEZUELA VOLVIÓ A FALLAR

Mario Urbieta

Director Ejecutivo MUNDER

Hace una semana hablábamos de la enorme necesidad de una salida en base al diálogo de la situación en Venezuela, también, de los antecedentes de negociación en Oslo (Noruega) para conflictos de este tipo y los pocos resultado positivos.

Hoy volvemos a hablar del tema sin muchas novedades pero confirmando lo que esperábamos no tener que confirmar: el diálogo entre Maduro y Guaidó no sirvió de nada, al menos hasta ahora.

Podemos afirmar, como el gobierno Noruego, que las negociaciones fueron positivas; que la voluntad de las partes es un paso relevante y otras frases que rozan el eufemismo para darle optimismo a la cosa. Pero la verdad es que si había algún tipo de cesión – necesaria – de ambas partes ya se habría dado algún avance. Por lo general las partes negocian con condiciones previas en estos escenarios, cada parte sabe más o menos cuanto puede ceder y por alguna razón lo hacen y llegan a un acuerdo.

A inicios del año parecía que se venía el apocalipsis; tu vecino pidiendo intervención armada en Venezuela por su Facebook, US reconocía Guaidó, Marito rompía relaciones con Venezuela y otros hitos que ya citamos en el artículo anterior. El punto es que habían quienes apostaban al diálogo como un recién llegado AMLO en México o la gente de Tabaréz en Uruguay, otros iban un poco más allá como Evo en Bolivia, y gente menos relevante (de hecho totalmente irrelevante) como yo que sostenía lo criminal de la idea de la intervención; más aún considerando los nefastos antecedentes en LATAM como Panamá en el 89 o Playa Girón, sin contar los apoyos a terceros para despliegues similares en la región por parte del Tio Sam.

Bueno, el diáologo se dió: parece que no funcionó, de quien es la culpa? A mi no me miren, le echo la culpa a los dos.

Queda volver a retomar la idea? Suena lindo imaginar a Rambo, el Soldado Ryan y Soldado Universal desembargar en las costas caribeñas venezolanas, matar al malo, salvar a los inocentes y quedarse con la chica rubia linda. La realidad nunca fue así. Si hablamos de algo bastante convencional, por tierra a lo Kuwait o Irak: algunas estimaciones hablan de 100 mil efectivos militares estadounidenses con todo el equipo necesario, además de un apoyo total del Ejército colombiano, cuyo presidente Iván Duque, nunca dió declaraciones en ese sentido y hasta evitó hablar de un apoyo a intervenciones las veces que se lo preguntaban en CNN y otros medios. Todo ello a pesar de que Colombia tiene de facto algo así como 7 bases norteamericanas hoy, y un historial gigante de trabajo en su territorio por parte de la CIA y la DEA desde hace décadas. Además haría falta el apoyo de un indeciso Bolsonaro con sus generales nacionalistas, a quienes no le hace gracias seguir tantas órdenes de afuera.

Suponiendo que lo anterior no fuese una catástrofe humanitaria con repercusiones en todo el continente para siempre, quedaría la difícil tarea de reconstruir las heridas de un extremadamente polarizado.

Te imaginás yendo a elecciones pacíficas con la gente que trajo soldados estadounidenses que mataron a tu papá? Perdón por el extremismo, pero estas pequeñas realidades son las que quedan para siempre en pueblos intervenidos militarmente. Esto sumado al apoyo ruso (no hablamos de China por ahora, historia larga) que si bien no puede replegar presencia relevante en el Caribe, puede apeligrar intereses estadounidenses lo suficiente como para desincentivar estas acciones. Este tema es mucho más complejo, prometo hablar de ello en otro artículo.

Ni yo ni casi nadie afuera de Venezuela es el más indicado para hablar sobre el tema con tantos detalles internos. No me atribuyo esa cualidad. Pero podemos estar seguros que ninguna intervención armada va a terminar mejor que lo que está ahora, pero estamos viendo que las negociaciones tampoco sirven de mucho. Entonces, estamos dando vueltas sin sentido.

No quiero terminar este artículo con alguna idea de solución concreta. Que queda? Quedaría que el mundo organizado – osea fundamentalmente la ONU – realice acciones conjuntas concretas, fundamentalmente aquellas que tienen que ver con la situación alimenticia y humanitaria en general, y que aquellos actores decisivos detrás de cada bando (ya sabemos quienes son) puedan presionarlos lo suficiente. En Norcorea – salvando las gigantescas diferencias – al menos pararon los ensayos misilisticos y mejoraron ciertas cuestiones humanitarias, en gran parte gracias a la predisposición de Xi Ping por China y Trump por US que fue él quien fue a visitar a Kim. No hay secretos, los grandes actores siguen influyendo y hasta definiendo las acciones de actores más pequeños y esta realidad es decisiva en Venezuela. El diálogo siempre es una mejor salida, pero tiene que ser llevada a otro nivel, con los actores que definen el tablero y las presiones necesarias para ambos lados.