Archivo de la categoría: Blog

HUA-WAIT

José Silva Martínez

Secretario General MUNDER 2019

Director de la Revista Digital Universitaria DEFCOM 1

A las 11 de la mañana del sábado 17 de agosto, el portal de noticias REUTERS había confirmado que según fuentes confiables, se esperaba que la Licencia General Especial que duraba 90 días (20 de mayo al 19 de agosto), otorgada a las empresas estadounidenses para seguir comerciando con Huawei, sea renovada por un periodo más de igual duración (actualización: así ha dido). Después de la ola de memes y noticias que duró más de una semana en mayo y fue tendencia en todas las redes sociales, la situación quedó delegada a un segundo plano y se especuló mucho sobre lo que sucedería en este tiempo pasado, pero qué ha ocurrido de verdad y qué se podría esperar?

Primero un repaso

El 15 de mayo Trump declaró “emergencia nacional” ante supuestas amenazas de empresas extranjeras de telecomunicaciones que podrían vulnerar la seguridad nacional, al día siguiente Huawei y todas sus filiales internacionales (hasta la que tenemos en Paraguay) fueron agregadas a la Entity List, conocida también como la lista negra comercial en la que son agregadas todas las empresas extranjeras con las que el gobierno estadounidense prohíbe comerciar, salvo se obtenga una licencia temporal expedida por el Departamento de Comercio norteamericano. Días después en efecto dominó, tanto empresas estadounidenses como extranjeras con negocios en Estados Unidos empezaron a dar la espalda (de mala gana) a Huawei, desde proveedores de Software (Google con Android) hasta proveedores de Hardware (Intel, ARM y otros proveedores de componentes esenciales), hasta que el 20 de mayo se emitió la primera Licencia General Especial que devolvió un poco de calma a las empresas, pero el daño ya estaba hecho.

Mas información en el artículo anterior: https://munderecho.org/2019/05/24/hendy-huawei/.

Paraguay aparece en la Entity List, pero debido a la filial de Huawei

Y pasaron los meses…

En la semana que diferentes empresas anunciaban que suspendían sus negocios con Huawei, se registraron bajas en los principales mercados financieros ( NASQAD -1,46% a , Dow Jones -0,33%, S&P, -0,67%), en todas estas bolsas se encuentran tanto empresas estadounidenses como extranjeras que resultaron afectadas en sus índices bursátiles.

El miedo entre los usuarios de Huawei se expandió rápidamente debido tanto a las fake news o noticias que difundían información sin fundamentos y con poco análisis de la situación. Primero que nada si en verdad Google suspendía servicios de Android para teléfonos Huawei, a corto plazo no implicaba absolutamente nada, el teléfono podrá seguir funcionando sin problemas con todas sus funcionalidades por los próximos años, las marcas de teléfonos pagan licencias a sus proveedores de software y hardware por lo que tienen garantizado seguir operando sin problemas por el plazo del contrato firmado con anterioridad (un periodo durante el cual el sistema actual seguirá con soporte técnico). Ahora bien, si se tratan de actualizaciones como la siguiente versión de Android, la más reciente con la que cuentan los Huawei es el Android Pie o EMUI9 para Huawei, siendo la siguiente versión actualmente en fase beta llamada Android Q (EMUI 10), con la que en un principio se afirmaba que no tendrían acceso los nuevos teléfonos de Huawei, aunque según la propia empresa china, les gustaría seguir contando con las últimas versiones de Android en sus nuevos teléfonos.

Tierras raras (que nadie conocía)

Una de las predicciones más fuertes con las que se hacían eco muchas personas, era que China pondría restricciones a las compras estadounidenses de “tierras raras” (acá dejo el link si quieren saber que son exactamente porque no quiero hacer un copy-paste), ya que el país asiático es el principal exportador del mundo de estos materiales esenciales para la tecnología de circuitos, y Estados Unidos es el principal comprador de China (80% de su producción). Pero en verdad hubiese tenido sentido restringir la venta a su principal comprador?, como muchos analistas más confiables sostenían la respuesta era No, de haber ocurrido hubiese afectado los precios internacionales de todos los componentes de la industria tecnológica y la armamentística a nivel mundial, y Estados Unidos hubiese acelerado su diversificación a otros mercados, resultando China también muy afectado por la situación.

Difícilmente puede decirse hay ganadores en este conflicto, durante el mes de junio las ventas de Huawei se redujeron un 40% (aunque se trata de una tendencia actual en todo el mundo) y su crecimiento en la cuota de mercado en Europa se vió frenada. En julio durante la cumbre del G20, Trump y Xi JinPing se reunieron y anunciaron una tregua en la guerra comercial, lo que brindó un poco calma al panorama. Aunque en este periodo tampoco le ha ido nada bien a las empresas estadounidenses, ya que precisamente uno de los mercados más grandes actualmente es el chino, y con todas estas restricciones los consumidores chinos han respondido apostando por sus marcas nacionales, situación que ha afectado las ventas de Apple que no dejan de contraerse.

Análisis trimestral

Durante el primer trimestre (enero-marzo) las ventas de Huawei crecieron un 40%, y durante el segundo segundo trimestre (abril-junio) pese al desaceleramiento en algunos mercados y el problema del veto, logró un crecimiento del 8,3% en sus ventas, con el curioso dato de que solamente en el mercado Chino ha vendido más smartphones que Apple en todo el mundo. Con esto Huawei se mantiene en segundo lugar en cuanto a ventas netas de smartphones (tercero sin contar el mercado Chino), solo por por detrás de Samsung y delante de Apple, con la tendencia de que si los vientos no siguen soplando en su contra, podría superar a Samsung como principal vendedor de smartphones para el 2020.

Samsung sigue siendo el líder, Huawei no para de crecer y vende más en China que Apple en todo el mundo, Apple se estanca y puede ser alcanzado por otras empresas como Xiaomi

Y su nuevo sistema operativo?

El mercado mundial está dominado por Android de Google con un 76% de la cuota mundial, seguido de iOS de Apple con un 22% y otros que ni conocemos como el sistema operativo KaiOS de Linux con un 0.81%, Tizen de Samsung con 0,21% (sí, Samsung tiene desarrollado su propio sistema operativo, no te has preguntado por qué no deja de usar Android?) y Windows Phone con 0.2% entre los familiares. En Paraguay el 95% corresponde a Android, 4,48% a iOS, 0,08% a Windows Phone y 0,05% el OS de los viejos Nokias.

El nuevo sistema operativo de Huawei se llama HarmonyOS y no está pensado para reemplazar inmediatamente a Android en sus teléfonos (es OS propio para todos sus productos), se trata de un plan b y que en verdad habría que esperar a conocer más sobre su potencial. Personalmente y por como se encuentra el mercado, ha no ser que se trate de un nuevo hito en sistemas operativos y además cuente con todas las aplicaciones occidentales a las que estamos acostumbrados a usar diariamente (a no ser que ya uses WeChat, QQ, Agora, o no las conoces?), podría ser una alternativa interesante si el usuario promedio se acostumbra, o terminaría en el olvido como Windows Phone (sistema operativo que usaba y me gustaba mucho pero hoy ya está muerto, F).

Cuota de mercado mundial Julio 2019

El verdadero trasfondo, el 5G

Pese a que muchos siguen creyendo que Huawei solo vende celulares y que debido a su enorme crecimiento y desplazamiento de Apple esta fue la principal causa del veto, lo cierto es que no tiene relación directa. Es cierto que muchas empresas chinas ya han alcanzado a las estadounidenses, y es el caso de Huawei en cuanto a desarrollo de tecnología 5G (es la nueva revolución de nuestra era) la que destaca en todo el mundo. Es más barata y eficiente como ya han declarado muchos medios, y Huawei lleva la delantera en contratos para su implementación a nivel mundial. En la era Trump, Estados Unidos no quiere depender de nadie más que de sí mismos, al ser una empresa china la más adelantada en tecnología 5G han expresado el temor de que su dependencia sea un “Caballo de troya” de Pekin en suelo estadounidense, con la instalación de tecnología espía. Esta fue y es la principal causa del conflicto, todo dentro del marco de la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China, que pese a la supuesta tregua luego del G20, no se ha calmado del todo y seguirá en otros ámbitos de sus intercambios comerciales. Huawei ha resistido bien en estos meses, los consumidores no le han dado la espalda, seguirá creciendo y las expectativas siguen siendo favorables para que se consolide aun más en el mercado internacional, pero para una mayor seguridad jurídica debería ser retirado de la Entinty List y ojalá esta práctica no sea una herramienta recurrente en el conflicto comercial actual.

Si aun queda la duda sobre la capacidad real de Huawei o cualquier otra empresa de cualquier otro país para sobrevivir en una larga guerra comercial, sigue pendiente el artículo sobre autarquía tecnológica, además de los problemas que tiene China con la propiedad intelectual (ojo, nadie es un santo), y también el hecho de que el problema de Huawei no es único pero sí diferente (googlear el escándalo de ZTE), todo esto quedará para otros eventuales artículos en el futuro incierto… o cuando vuelva a tener tiempo para escribir.

Ellas lo merecen

Hoy el salario mínimo en nuestro país asciende a 2.192.839 guaraníes, monto que muchos paraguayos estiman es insuficiente para satisfacer todas las necesidades básicas. Hace unos días se produjo una suba leve, que fue poco más de los ochenta mil guaraníes, suma que no cubre ni el pasaje de un mes, en un bus convencional.

Casi todo trabajador que alcanza las ocho horas, percibe el salario mínimo; ahora hablemos de ellas, las trabajadoras domésticas, esas mujeres que se encargan de alistar a los niños para la escuela, las ropas para el trabajo y los alimentos para las familias a las que sirven; pues esas mismas hasta hace menos de una semana no tenían el derecho de percibir ese salario que de por sí no alcanza, imaginemos percibir menos, suena impensado ,pero en nuestro país era una realidad para las trabajadoras del hogar.

Pero, por qué ellas no tendrían el derecho de ganar lo mismo que cualquier trabajador, esas mujeres que en algunos hogares trabajan hasta altas horas de la noche sin respetar los regímenes laborales, si, esas que viven en sus lugares de trabajo y casi no poseen espacio para el ocio o el esparcimiento, y sus patrones que piensan que hacen demasiado por sus empleadas proveyéndoles de abrigo y alimento, pagándoles un monto sumamente inferior al que corresponde.

Hoy esta ley ya es un hecho, el estado presenta otras formas de remuneración; la modalidad por hora o por día, dando la oportunidad a esas mujeres de trabajar en varios sitios a la vez y así alcanzar el ansiado salario mínimo, el paso en nuestro país es lento, pero confiamos en que sea seguro este paso hoy logrado por las trabajadoras domésticas.

Todas esas mujeres aplauden de pie la decisión de Mario Abdo Benítez, esa decisión tan esperada que al fin está dignificando ese trabajo menospreciado por tanto tiempo. Ellas no pretenden ser más que los profesionales con título, solo desean que su trabajo realmente valga como cualquier otra labor, solo desean compartir con sus familias como cualquier otro trabajador y poseer los derechos que les corresponden ya amparadas por la ley. 

Segundo artículo para MUNDER, mes de junio.

Autora: Leticia Araceli Colmán 

Estudiante de Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción 

Mail: leticiacolman2016@gmail.com

 Fuente bibliográfica 

http://www.bacn.gov.py/leyes-paraguayas/4392/del-trabajo-domestico

¿Es el comercio la clave de la paz?

Por Leonardo Baruja

Abogado y Notario Público por la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Director Ejecutivo de Baruja Bufete

Se define a la globalización como la integración de las economías de las naciones, y es un hecho innegable que ella ha permitido que millones de personas salgan de la pobreza al unirse a los mercados globales. Aquellas naciones que han aprovechado el comercio a través de las fronteras han notado una mejoría cualitativa y cuantitativa de sus economías.

Pero, la consecuencia más importante del proceso ha sido la integración de las naciones en organismos de cooperación y a través de acuerdos bilaterales que han traído paz al orbe. Más innegable aun es la interdependencia que ha resultado del proceso de integración.

Tal interdependencia es el resultado del convencimiento de que el comercio es el mejor aliado en la búsqueda de la prosperidad y ha funcionado para la mayoría de las naciones. Por ende, cualquier acción de menosprecio de sus propiedades positivas puede resultar bastante peligroso. En el contexto de las guerras comerciales que se plantean en la actualidad, las naciones deben entender que en situaciones de proteccionismo todos pierden.

Al tratar de ganar en el juego del comercio internacional no se hace más que restar integración, con la consiguiente pérdida de cooperación y lo que ello supone para el equilibrio y la seguridad globales. Se debe comprender que cualquier medida proteccionista tendrá su represalia en las demás naciones, lo que contribuye a la reducción del comercio internacional. Y, tratar de establecer la supremacía de una nación en el orden internacional ya no es propio del siglo en que vivimos, en un mundo multipolar, donde la hegemonía de los actores del pasado no tiene cabida, dada la diversidad de los gobiernos que reclaman protagonismo como un medio de elevar los niveles de vida de sus habitantes.

Son estas naciones las que claman por el rediseño de los organismos de cooperación internacional, de aquellos que fueron diseñados en la posguerra de 1945 y que no reflejan la dinámica de las pujantes economías que van adquiriendo protagonismo en el comercio mundial. Y saben estas naciones, que si sus reclamos no son escuchados, bien pueden dedicarse a la integración en organismos regionales que les otorguen el liderazgo comercial y el crecimiento económico anhelados. Y es éste el riesgo más notorio al que nos enfrentamos, puesto que la globalización ha traído tambień problemas globales, que requieren soluciones globales. Temas controversiales como el calentamiento global, el terrorismo internacional o el tráfico de estupefacientes deben abordarse desde una perspectiva mundial.

Tratar de regionalizarse y apartarse de la cooperación global difícilmente proporcione resultados a estos desafíos y eso sí, redundará en un mundo de menor cooperación y mayor incertidumbre.

EL DIÁLOGO EN VENEZUELA VOLVIÓ A FALLAR

Mario Urbieta

Director Ejecutivo MUNDER

Hace una semana hablábamos de la enorme necesidad de una salida en base al diálogo de la situación en Venezuela, también, de los antecedentes de negociación en Oslo (Noruega) para conflictos de este tipo y los pocos resultado positivos.

Hoy volvemos a hablar del tema sin muchas novedades pero confirmando lo que esperábamos no tener que confirmar: el diálogo entre Maduro y Guaidó no sirvió de nada, al menos hasta ahora.

Podemos afirmar, como el gobierno Noruego, que las negociaciones fueron positivas; que la voluntad de las partes es un paso relevante y otras frases que rozan el eufemismo para darle optimismo a la cosa. Pero la verdad es que si había algún tipo de cesión – necesaria – de ambas partes ya se habría dado algún avance. Por lo general las partes negocian con condiciones previas en estos escenarios, cada parte sabe más o menos cuanto puede ceder y por alguna razón lo hacen y llegan a un acuerdo.

A inicios del año parecía que se venía el apocalipsis; tu vecino pidiendo intervención armada en Venezuela por su Facebook, US reconocía Guaidó, Marito rompía relaciones con Venezuela y otros hitos que ya citamos en el artículo anterior. El punto es que habían quienes apostaban al diálogo como un recién llegado AMLO en México o la gente de Tabaréz en Uruguay, otros iban un poco más allá como Evo en Bolivia, y gente menos relevante (de hecho totalmente irrelevante) como yo que sostenía lo criminal de la idea de la intervención; más aún considerando los nefastos antecedentes en LATAM como Panamá en el 89 o Playa Girón, sin contar los apoyos a terceros para despliegues similares en la región por parte del Tio Sam.

Bueno, el diáologo se dió: parece que no funcionó, de quien es la culpa? A mi no me miren, le echo la culpa a los dos.

Queda volver a retomar la idea? Suena lindo imaginar a Rambo, el Soldado Ryan y Soldado Universal desembargar en las costas caribeñas venezolanas, matar al malo, salvar a los inocentes y quedarse con la chica rubia linda. La realidad nunca fue así. Si hablamos de algo bastante convencional, por tierra a lo Kuwait o Irak: algunas estimaciones hablan de 100 mil efectivos militares estadounidenses con todo el equipo necesario, además de un apoyo total del Ejército colombiano, cuyo presidente Iván Duque, nunca dió declaraciones en ese sentido y hasta evitó hablar de un apoyo a intervenciones las veces que se lo preguntaban en CNN y otros medios. Todo ello a pesar de que Colombia tiene de facto algo así como 7 bases norteamericanas hoy, y un historial gigante de trabajo en su territorio por parte de la CIA y la DEA desde hace décadas. Además haría falta el apoyo de un indeciso Bolsonaro con sus generales nacionalistas, a quienes no le hace gracias seguir tantas órdenes de afuera.

Suponiendo que lo anterior no fuese una catástrofe humanitaria con repercusiones en todo el continente para siempre, quedaría la difícil tarea de reconstruir las heridas de un extremadamente polarizado.

Te imaginás yendo a elecciones pacíficas con la gente que trajo soldados estadounidenses que mataron a tu papá? Perdón por el extremismo, pero estas pequeñas realidades son las que quedan para siempre en pueblos intervenidos militarmente. Esto sumado al apoyo ruso (no hablamos de China por ahora, historia larga) que si bien no puede replegar presencia relevante en el Caribe, puede apeligrar intereses estadounidenses lo suficiente como para desincentivar estas acciones. Este tema es mucho más complejo, prometo hablar de ello en otro artículo.

Ni yo ni casi nadie afuera de Venezuela es el más indicado para hablar sobre el tema con tantos detalles internos. No me atribuyo esa cualidad. Pero podemos estar seguros que ninguna intervención armada va a terminar mejor que lo que está ahora, pero estamos viendo que las negociaciones tampoco sirven de mucho. Entonces, estamos dando vueltas sin sentido.

No quiero terminar este artículo con alguna idea de solución concreta. Que queda? Quedaría que el mundo organizado – osea fundamentalmente la ONU – realice acciones conjuntas concretas, fundamentalmente aquellas que tienen que ver con la situación alimenticia y humanitaria en general, y que aquellos actores decisivos detrás de cada bando (ya sabemos quienes son) puedan presionarlos lo suficiente. En Norcorea – salvando las gigantescas diferencias – al menos pararon los ensayos misilisticos y mejoraron ciertas cuestiones humanitarias, en gran parte gracias a la predisposición de Xi Ping por China y Trump por US que fue él quien fue a visitar a Kim. No hay secretos, los grandes actores siguen influyendo y hasta definiendo las acciones de actores más pequeños y esta realidad es decisiva en Venezuela. El diálogo siempre es una mejor salida, pero tiene que ser llevada a otro nivel, con los actores que definen el tablero y las presiones necesarias para ambos lados.

REALIDADES CONTRAPUESTAS

Leticia Araceli Colmán

Estudiante de Ciencias de la Comunicación por la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción

leticiacolman2016@gmail.com



En los últimos días uno de los temas a flor de piel en la sociedad paraguaya fue el régimen jubilatorio para los médicos, que básicamente son esas personas que diariamente salvan la vida a muchos paraguayos. Con un veto del ejecutivo a la nueva ley que establecería la jubilación de los profesionales de blanco con 25 años de aporte, pudiendo acceder a este beneficio desde los 55 años de edad. El mismo Mario Abdo Benítez siendo candidato a presidente hace unos meses se ponía una bata de médico para pretender a adhesión de los personales de blanco, hoy es el que rechazaba una ley a favor de ellos. Alegando que el déficit fiscal existente se acrecentaría.

Existe un poco de verdad en esto que alega el gobierno, el déficit ya acumulado asciende a US$ 813 millones por pensiones a militares, policías y docentes. El resto entra en rojo desde 2020, más aún con ley para médicos y otros que se sumarán. El ministerio de hacienda calcula que, a este ritmo, los ahorros en dinero y en bonos se consumirán para 2027.

No obstante, con un rechazo al veto del presidente, el parlamento da su visto bueno a la promulgación de la ley. Los médicos celebran la decisión de los legisladores, que desde hoy pueden decir que ganaron una de las batallas más duras en su vida profesional. Otra batalla no menor es seguir luchando con la carencia en sus lugares de trabajo, pocos insumos, maquinarias obsoletas y la sobre demanda en todas las dependencias. Todos esos personales que hacen milagros con los poco que poseen hoy pueden ir a dormir con un problema menos en su haber.

Y es aquí donde podemos hacer un paralelismo, hoy los parlamentarios pueden jubilarse con 10 años de antigüedad en el cargo con un 60% de su salario. Para ser legislador no hay muchas exigencias académicas, y muchos ni siquiera están preparados para ocupar un curul en el parlamento, sin más que mojar la camiseta y darle hurras a los líderes de turno con los colores predilectos, y claro sin olvidar los aportes voluntarios a la causa partidaria.

Y es aquí donde hallamos dos realidades totalmente contrapuestas, primero los médicos que sirven a la sociedad y por otra parte los parlamentarios que no siempre sirven a la sociedad, sino que se sirven de ella.

Las opiniones de los autores son exclusivas para MUNDER y no reflejan posiciones de la organización. MUNDER es una organización no gubernamental que difunde los valores de las Naciones Unidas, oportunidades académicas y voluntariado desde el 2012.

Bibliografía.

http://silpy.congreso.gov.py/expediente/115276

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/economia/en-siete-anos-se-acaban-reservas-de-caja-fiscal-1817496.html

https://www.ultimahora.com/comienza-regir-jubilacion-parlamentaria-10-anos-aporte-n2785274.html

¿SABÉS QUE ES EL FOCEM?

Cuando hablamos del Mercosur, sabemos que es un conjunto de países, de América del Sur, en pos de la integración económica, por eso el nombre “Mercado Común del Sur”. Pero lo que mucha gente no sabe, es que dicho bloque tiene un mecanismo solidario que financia proyectos, para impulsar la convergencia estructural, la competitividad y el desarrollo de las economías menores del bloque, donde el Paraguay, es el más beneficiado.

¿Cuánto dinero recibimos?

El Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur, fue creado en el año 2004, pero empezó a funcionar a partir del 2005. Desde su establecimiento hasta el 2015, el Paraguay recibió aproximadamente 770 millones de dólares. Ahora, está en plena fase II del fondo, donde se estima que recibiremos alrededor de 550 millones de dólares más, en los siguientes años. Vale destacar que los fondos son en carácter de donación y no son reembolsables, para financiar hasta el 85% de los proyectos presentados.

Hasta ahora, estos fondos fueron adjudicados a 19 a proyectos, ya sea de infraestructura vial y eléctrica, viviendas sociales, sistemas de agua potable y desarrollo de la competitividad productiva. Algunos proyectos son, la segunda etapa de la construcción de la costanera norte y la línea de transmisión de 500kv entre Itaipu y Villa Hayes e investigaciones sobre educación y biotecnología aplicada a la salud. El FOCEM tiene como objetivo principal, reducir las asimetrías del boque.

Algunos dirán que el Mercosur no conviene al Paraguay, que nos convierte en dependientes de los grandes países vecinos (Argentina y Brasil) otros dirán lo contrario, pero lo cierto es que existe un fondo que está aportando a nuestro país, ya sea poco o mucho. Una ayuda a nuestra realidad, marcada por la desigualdad, es un punto a favor del debate, dentro de los que opinan que permanecer en el bloque, es más conveniente que salir.

Bibliografía

https://focem.mercosur.int/es/proyectos/pais/paraguay/

https://focem.mercosur.int/es/que-es-focem/

https://focem.mercosur.int/es/

¿HASTA CUANDO SEGUIR NEGOCIANDO EN VENEZUELA?

Mario Urbieta

Director Ejecutivo de MUNDER

Noruega es ese amigo buena onda que te separa cuando estás a punto de pelearte con alguien o lo estás haciendo, buen tipo, siempre sonriendo a quien le va bien en casi todo. Siempre es útil tener un Noruega en nuestra vida; ya trató de ayudar a Palestina e Israel (Acuerdos de Oslo, 1993) y ahora ofreció su casa y neutralidad para acercar a dos sectores hasta ahora aparentemente irreconciliables. Noruega no reconoce a Guaidó como presiente encargado / interino a diferencia de otros países de Europa, lo que crea un ambiente propicio para el acercamiento de los hombres de Maduro.

Dicen que los que estudiamos disciplinas sociales no sabemos sumar, por suerte, los acuerdos de Oslo se dieron en las mismas fechas que nací: por lo que puedo afirmar que hoy tienen 25, por cumplir 26 años.

Poco para una persona, aunque la gente de mi edad se siente cada vez más vieja. Pero muchísimo para un acuerdo que se esperaba fructifique unos años después de haberse iniciado, se imaginan que los acuerdos de Noruega entre Maduro y Guaidó duren 25 años? Te imaginás lo que cambiaría el mundo para el 2045. Espero que por fin tengamos los skaters voladores de “Volver al Futuro”, pero también que la situación en Venezuela sea una de paz para todos.

Lo malo es que el escepticismo parece crecer en ambos lados, el sector de Guaidó es relativamente novato negociando en un terreno neutral, aunque es el mejor al que puede aspirar ahora, dado que cuenta con el apoyo de casi toda Europa, Cuba, Rusia y gran parte de Latino américa, por lo que podemos hablar de cierta pluralidad y legitimidad. No se me ocurre ningún tipo de escenario mejor para una conversación tan compleja.

Actores del sector de Guaidó no están de acuerdo con la situación, otros a pesar de tener opiniones diferentes apuestan por seguir con las iniciativas del líder para no debilitar esa posición (que es a mi parecer el enfoque más acertado, maduro e inteligente en este contexto). Las críticas vienen principalmente del lado de que no es realmente una negociación, sino una estrategia para consumir tiempo y dividir la oposición, cierto o no lo segundo parece estar cumpliéndose. Y además, de las causas penales desde el Poder Judicial en el exilio que pesan sobre Maduro.

Desde la perspectiva de este sector, considerando lo anterior, negociar con hombres de Maduro como actualmente se desarrolla es legitimar su posición como líder y no ubicar lo como el usurpador y criminal que es según los actores mencionados. Es necesario considerar que gran parte del sector de Guaidó no considera otra solución que la salida de Maduro.

“Las partes han mostrado su disposición de avanzar en la búsqueda de una solución acordada y constitucional para el país, que incluye los temas políticos, económicos y electorales”, comentó el gobierno Noruego en un comunicado reciente.

Por otro lado, las acusaciones de Maduro hacia el sector de Guaidó giran en torno a las clásicas ideas de injerencia, ilegitimidad y la poco debatible afirmación de que no tienen manejo de la fuerza pública en Venezuela, como se esperaba a estas alturas del año.

Además de ello, hay que sumar el llamado a elecciones a la Asamblea Nacional, órgano hoy manejado por sus detractores. Lo que hace es generar un hecho político, un norte para la organización de sus filas agrupadas fundamentalmente en el PSUV. Aunque es predecible la ínfima legitimidad que tendría esta hipotética nueva asamblea electa y probablemente, el agravamiento de la situación de reconocimiento por parte de otros países.

Como nos preguntábamos al principio; ¿Hasta cuándo hace falta seguir negociando? ¿Hasta donde es necesario ceder? No olvidemos que a inicios de año, cuando se barajaba la posibilidad de intervención armada (idea con la que estoy en radical oposición) algunos países sostenían la necesidad del diálogo, como Uruguay o México, en su momento fueron tratados de tibios o cómplices de Maduro, hoy es el propio Guaidó el que manda a sus hombres a hacerlo. El joven ingeniero líder de la Asamblea ve bastantes esperanzas en las negociaciones escandinavas. ¿Está cediendo? Sí, en parte, y es necesario.

La pregunta es hasta cuanto podría ceder Maduro, además de salir del gobierno; qué puede ceder? ¿Garantizar elecciones libres y no participar de ellas? ¿Ceder carteras del gobierno y embajadas a la oposición? También existe la cuestión humana, Maduro no quiere terminar con el traje naranjado en Guantánamo o peor, “accidentado”, se baraja bastante la posibilidad de un exilio de oro en Cuba donde va a ser siempre bien recibido con su gente. Las posibilidades son muchas si hay volutad. Soy partidario de el diáologo, pero implica una enorme cuota de cesión, hasta ahora practicamente inexistente.